Si te levantas con dolor en los músculos faciales o dolor de cabeza, puede que tengas bruxismo.

¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

Llamamos bruxismo al hábito inconsciente de apretar los dientes. Se puede producir durante el día o la noche. Lo más frecuente es el nocturno, también el más difícil de controlar.

Es un problema muy común. Las personas que tienen bruxismo aprietan los dientes superiores con las inferiores y las mueven de un lado a otro y viceversa, produciendo el desgaste de las piezas. Algunos pacientes no son conscientes de que lo tienen.

Su principal desencadenante se sitúa en el plano psicológico.

COMO SE SI TENGO BRUXISMO?

Para la mayoría de personas, el bruxismo es un hábito inconsciente. Puede que no te des cuenta hasta que alguien te comente que siente como rascas los dientes mientras duermes. También se puede ver en una revisión dental, ya que tus dientes se verán desgastadas.

Signos y síntomas:

  • Dolor en el maxilar o en la mandíbula.
  • Ruido de rascar los dientes durante la noche.
  • Músculos faciales con tensión y dolor.
  • Dolor de cabeza, de cuello o de espalda de forma habitual.
  • Inflamación (ocasional) junto a la mandíbula.
  • Desgaste dental o incluso se te ha roto alguna pieza.
  • Te levantas cansado.

Si aprietas los dientes de forma puntual y está muy vinculado a un momento concreto de estrés seguramente no te causará problemas a largo plazo. Sin embargo, si llevas tiempo con bruxismo, tienes desgaste dental, dolor de cabeza recurrente, duermes mal, es importante que solicites una visita.

COMO SE TRATA EL BRUXISMO?

El tratamiento adecuado dependerá de la causa del problema. Con algunas preguntas precisas y un examen dental, determinaremos la causa potencial del bruxismo y podremos establecer un plan de tratamiento.

La primera opción es una férula de descarga. Es un dispositivo que se coloca en el maxilar o en la mandíbula para evitar que aprieta / rasques los dientes.

Es un tratamiento multidisciplinar ya que a menudo tienen que intervenir otros profesionales como un fisioterapeuta.

Hay casos en los que está indicada la inyección de toxina botulínica como tratamiento coadjudant.